Es el último proyecto de Ara Malikian. Compartiendo la dirección musical del proyecto con Humberto Armas, juntos han concebido la idea de una orquesta de cámara compuesta por músicos jóvenes que pueda hacerse un lugar propio en el panorama musical actual.
La idea central que mueve a la nueva Orquesta es, como de costumbre, la de acercar la música clásica a todos los públicos: desde los más pequeños hasta los más mayores. El repertorio de esta
joven orquesta está compuesto tanto de obras clásicas como de adaptaciones para orquesta provenientes del amplio repertorio de la música popular del siglo XX.