dostablasyunapasion

INFORMACIÓN

Una creación de RAFAEL ÁLVAREZ “EL BRUJO”
Con JAVIER ALEJANO (Violin)
Es el teatro en estado puro… La materia prima: Solo pasión… ¡y un par de tablas! La frase se le atribuye a Lope de Vega y también a Cervantes… ¿pero ¿quién la acuñó? Los dos grandes han inundado el teatro de ingenio y poesía para todos los tiempos. Ambos se incluyen en este espectáculo junto a otros grandes. que bailan en círculo, como los cuerpos celestes en el firmamento. Shakespeare y Lope, son San Juan de la Cruz, Teresa de Jesús, Cervantes, Quevedo, Fray Luis de León, San Francisco de Asís y “la sangre de una rosa”… bailan con la música del violín de JAVIER ALEJANO. , se trata de olvidar el oficio, solo jugar y jugar y danzar en torno a estos textos de fuego. (RAFAEL ÁLVAREZ “EL BRUJO”)

TEATRO CASYC
C/ Tantín, 26. 39001 Santander.
Sábado 10 y domingo 11 de agosto a las 21:00 h.

Fundación Caja Cantabria
PRECIOS:
Precio General: 26 euros.
Clientes Liberbank: 24 euros
-Comprar entrada –

Sobre la obra

Dos tablas y una pasión es el teatro en estado puro. La materia prima: sólo pasión.. ¡Y un par de tablas! (y a veces incluso sin tablas)

La frase se le atribuye a Lope de Vega y también a Cervantes… ¿Pero quién la acuñó? Los dos «grandes» han inundado el teatro de ingenio y de poesía para todos los tiempos. Ambos se incluyen en este espectáculo, junto a otros grandes que bailan en círculo, como los cuerpos celestes del firmamento. El amor es el centro nuclear de esta danza. Los cuerpos que bailan, además de Shakespeare y Lope, son San Juan de la Cruz, Teresa de Jesús, Cervantes, Quevedo, Fray Luis de León, San Francisco de Asís y «la sangre de una rosa»… el temblor de sus pétalos me impulsó hacia este espectáculo con la música del violín de mi amigo Javier Alejano.

Decía Valle Inclán que cuando el barco llega a su puerto, los marineros olvidan el oficio de la vela y la navegación. El amor es el puerto. Olvidar el oficio de una vez por todas es una vieja aspiración, la meta de un verdadero comediante; no trabajar, olvidar el oficio, sólo jugar y jugar y danzar en torno a estos textos de fuego.

Que ustedes lo disfruten.

Rafael Álvarez EL BRUJO